El Ópalo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El ópalo es una forma amorfa de sílice relacionados con cuarzo, una forma mineraloide. Del 3% a 21% del peso total es agua. La piedra puede perder su agua con el tiempo, agrietarse y disminuir su opalescencia. Embebiendola en aceite o agua desaparecen las grietas, aunque sólo temporalmente. Si se guarda en algodón húmedo se impide el envejecimiento y se incrementa el juego de colores. Hay que tener mucha precaución al engastar, ya que un calentamiento de la piedra evaporaria parte de su contenido acuoso. El ópalo también es sensible frente a la presión y los golpes así como a los ácidos y las lejías. Se deposita en una temperatura relativamente baja y puede encontrarse en las fisuras de casi cualquier tipo de roca, siendo las más comunes  la limonita, arenisca, riolita  y basalto. El ópalo es la piedra nacional de Australia, que produce 97% del suministro mundial.

Lo más caracterídtica de estas piedras es su opalescencia, una irisación en forma de arco iris que varía según el ángulo con que se mire. Dentro de los òpalos (nombre indio antiguo “piedra”) distinguimos tres grupos: los ópalos nobles opalescentes, los ópalos de fuego amarillo rojos y los ópalos comunes (son los más abundantes.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s