El coral

Los corales forman arrecifes, atolones y bancos de coral mediante troncos con numerosas ramificaciones. Para la obtención de gemas se utiliza exclusivamente los últimos armazones calcáreos. Están originados por pequeños pólipos que se aposentan en minúsculas cavidades del armazón recubierto por una piel carnos y sus tentáculos segregan una substancia caliza. La altura de los troncos puede ser de entre 20 a 40 cm, i su grosor puede llegar a 6 cm. El coral rojo (Coralliu  rubrum) es el más apreciado de todos los tipos de coral. El color es homogéneo, desde un rosa débil a un color sangre de toro, y a veces, blanco y rosa débil en manchas.

También se trabajan los corales blanco, negros y azules; los corales blancos, lo mismo que los rojos, están compuestos por carbonato cálcico, mientras que los negros y azules lo están por una substancia córnea orgánica. los negros pueden llegar hasta 3 metros de altura. Los corales pulidos son de brillo vitreo. Son sensibles al calor, a los ácidos y a los baños calientes. El uso puede desgastar el color.

Encontramos corales  en el Mediterráneo occidental, golfo de Vizcaya, Canarias, Japón. Los corales negros en Malasia, Australia y mar Rojo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s