Archivo diario: enero 30, 2012

La perla Tahití

Las perlas de Tahití son perlas cultivadas naturales. Están cultivadas en agua salada, a diferencia de las  de agua dulce, principalmente en la Polinesia Francesa, por la Ostra Pinctada Margaritifera. Al contrario que la mayoría de las joyas, una perla es una gema orgánica, es decir, proviene de un ser vivo. El tiempo de cultivo es de 2 a 3 años y su tamaño oscila entre los 8 y los 18 mm. La perla de Tahití es única debido a sus colores oscuros naturales. Las perlas verdaderamente negras son unas de las más bellas del mundo y son extremadamente raras.

Las podemos encontrar en diferentes formas:

Redondas: generalmente es la variedad de más valor. La perla redonda es simétrica y rodará en línea recta.

Barrocas: indica una forma irregular de la perla. Generalmente son las de menos valor, pero puede haber especímenes más caros que las perlas redondas.

Semi-redondas: son las perlas que tienen formas redondeadas, pero sin llegar a ser completamente esféricas.

Perlas anilladas o estriadas: están caracterizadas por líneas regulares o anillos cóncavos perpendiculares a un eje de revolución superior a un tercio de la superficie de la perla.

Semi-barrocas: es un término general que engloba varias formas de perlas, como pueden ser botón, pera, gota, oval. Es decir todas las que no entran en los grupos anteriores.

Anuncios