Archivo de la etiqueta: ámbar

Renderitzat d’un escorpí. Renderizado de un escorpión.

Un escorpí que hem dibuixat amb el programa de rhinoceros i l’hem renderitzat amb el programa V- Ray amb diferents materials.

Un escorpión que hemos dibujado con el programa rhinoceros i lo hemos renderizado con el programa V-Ray con diferentes materiales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué es el ambar y qué es el copal?

El ámbar es una gema de origen orgánico que procede de la resina endurecida y fosilizada de ciertos árboles. La resina se endurece primero por la pérdida gradual de componentes volátiles, tales como alcohol y grasa, para convertirse en Copal, el cual posteriormente sufre una perdida mayor de estos componentes durante su enterramiento en los sedimentos para convertirse en ámbar. En general, las resinas que se fosilizan para convertirse en ámbar proceden de árboles de las familias Araucariaceae (araucarias) y Fabaceae (leguminosas).

El color más habitual es el amarillo, amarillo claro, anaranjado y pardo, y también en ocasiones rojizo, rojo, negro, verdoso, azulado (muy raro) y blancuzco lechoso. Se pueden distinguir dos variedades principales: las transparentes y las nubosas, y dentro de ésta se suelen clasificar en craso, bastardo, semibastardo y óseo, según el grado de transparencia. El color depende del árbol productor de la resina, de la presencia de ciertos minerales y de la alteración de sustancias orgánicas por oxidaciones. La transparencia, de que lleve mayor o menor cantidad de burbujas microscópicas.

Su dureza es baja, de 2-2,5 en la escala de Mohs, según su procedencia. Tiene fractura concoidea y es quebradizo. Su peso específico es bajo de 1,03 a 1,08 por lo que flota en el agua salada. Es insoluble en el agua y casi insoluble en disolventes orgánicos. Si se calienta emite olor a resina de pino. Es mal conductor del calor, se funde entre 250 y 300 ºC y se descompone con emisión de humos blancos y fuerte olor a resina. Arde con llama amarillenta y chisporrotea.

El Copal es una resina del mismo origen que el Ámbar pero que va de semifósil a actual. Las características físicas y ópticas no difieren mucho de las del Ámbar excepto que debido a su menor compactación, afecta su densidad, dureza y su susceptibilidad a la disolución frente a disolventes orgánicos.

Su color varía según su procedencia y antigüedad, sin alterar suele ser más claro que el Ámbar. Presenta las mismas inclusiones que el Ámbar y hoy en día tiene un lugar propio en el comercio debido a su belleza aunque su precio siempre es menor que el del Ámbar. El Copal Procede de diversos árboles de la costa este africana (Copal de Zanzíbar) o de países del Golfo de Guinea, de Asia y América. Se diferencia del Ámbar por ser soluble en éter. Fuerte fluorescencia a la luz UV corta y puede presentar a los pocos años de tallarse craqueaduras en la superficie. También puede estar sometido a calentamiento, tinciones o presentar la superficie tratada para añadirle color.

El Ámbar

El ámbar, cárabe o succino (del latín succinum) es una piedra preciosa hecha de resina vegetal fosilizada proveniente principalmente de restos de coníferas y algunas angiospermas. Etimológicamente su nombre proviene del árabe عنبر, ʻámbar, significando lo que flota en el mar, ya que flota sobre el agua del mar.

Los árboles producen la resina como una protección contra enfermedades e infestaciones de insectos, cuando la corteza de un árbol era herida debido a rotura o a un ataque por escarabajos de madera u otros insectos, bacterias u hongos. Después de exudar al exterior, la resina se endurecía por polimerización en el interior de rocas arcillosas o arenosas, algunas veces calizas, que se formaban en zonas deltaicas de ríos, generalmente con mucha materia orgánica asociada, y se han conservado en su interior durante millones de años.El ámbar no es un mineral ya que su origen es orgánico.En Europa, el ámbar se forma a partir de la resina del Pinus succinifera, en tanto que en América proviene de la leguminosa Hymenaea courbaril, conocida en Chiapas (México) como Guapinol, y en Nicaragua y República Dominicana como algarrobo, perteneciente del período geológico terciario.

Los colores del ámbar son muy variados: amarillo (el más común), naranja (cognac), rojo (cherry), blanco, café (cajeta), verde azulado y “negro” o musgo.

En la Antigüedad se pensaba que el ámbar poseía propiedades místicas o mágicas, siendo utilizado por muchas culturas como un talismán o remedio medicinal.La gran belleza del ámbar es la responsable de que haya sido considerada una sustancia preciosa, y por su origen misterioso era estimado como protección divina contra diversos daños para el portador de joyas ambarinas. Como tal, llegó también a usarse como un ingrediente en las medicinas y para propósitos religiosos. Los griegos se percataron de sus propiedades eléctricas producidas al rozar ámbar con otros objetos. De ahí la etimología de la palabra electricidad que viene del griego ἤλεκτρον (élektron) que quiere decir ámbar.