Archivo de la etiqueta: esmeralda

Piedras mensuales

Para finalizar estos capítulos dedicado al simbolismo de las piedras hoy os dejo las piedras que corresponden a los meses del año.

  • Enero: granate, cuarzo rosado
  • Febrero: amatista, ónice
  • Marzo: aguamarina, heliotropo
  • Abril: cristal de roca, diamante
  • Mayo: crisoprasa, esmeralde
  • Junio: piedra de luna, perla
  • Julio: carneola, rubí
  • Agosto: aventurina, peridoto
  • Septiembre: lapislázuli, zafiro
  • Octubre: ópalo, turmalina
  • Noviembre: ojo de tigre, topacio
  • Diciembre: turquesa, zircón
Anuncios

¿Qué apareció primero, la sortija o el broche?

Por su venta regular y constante, gran parte de las existencias de una joyería consiste en sortijas y broches. Entre estas dos joyas resulta difícil decidir cuál es la más popular y de uso más antiguo.

La significación que damos a la sortija, como distintivo de compromiso o de matrimonio, podría hacer creer que es una joya de muy lejana antigüedad. Pero no es así; ni la sortija tuvo este significado en sus comienzos, ni es el artículo más antiguo de joyería. Los buscadores de tesoros en las excavaciones, los arqueólogos, nos informan que hace varios miles de años fué el broche lo que primeramente se usó, sin duda por su función práctica de recoger el vestido.

¿Cuando apareció, pues la sortija? Esto no ocurrió hasta hace unos dos mil años, y no fué creada para la significación matrimonial, sino para tener siempre a mano un objeto pequeño y que facilmente se perdia: el sello. Si el broche representa una idea una idea primitiva para el arreglo del vestido, la sortija, o mejor dicho el sello, sobre la persona, indica la vigilancia, no del vestido, sino de la casa y de la propiedad. La sortija de sello es, pues, la sortija original y tiene la misión de servir de soporte al sello, manteniéndolo siempre al alcance de su dueño y fuera del alcance de personas desaprensivas. Y como los sellos se tallaban en piedras duras y de colores atractivos, dió esto la idea para la sortija adornada con piedras preciosas, que vino más tarde.

Proceso de Verneuil

Desde la época de los alquimistas, ha habido intentos para producir sintéticamente las piedras preciosas, y el rubí, siendo uno de las cuatro más apreciadas gemas junto con la esmeralda, el záfiro y el diamante,  ha sido un candidato ideal para la síntesis. En el siglo 19, esos intentos se convirtieron en éxito, con el rubí primero producido por la fusión de dos rubíes más pequeños juntos en 1817, y los primeros cristales microscópicos creados a partir de (óxido de aluminio en un laboratorio en 1837. En 1877, el químico Edmond Frémy había ideado un método eficaz para la fabricación de rubíes comerciales mediante el uso de baños de metal fundido de aluminio. El químico parisino Auguste Verneuil colaboró con Fremy en el desarrollo del método, pero pronto pasó a desarrollar de forma independiente el proceso de fusión de la llama, que con el tiempo llegaría a dar su nombre.

El proceso de Verneuil, también llamado llama de fusión, fue el primer método de fabricación sintética de piedras preciosas, desarrollado en 1902 por el químico francés Auguste Verneuil. Se utilizaba principalmente para producir el rubí sintético y el zafiro sintético, que son variedades de corindón, así como las imitaciones de diamantes.

El principio del proceso consiste en fundir una sustancia en polvo con una llama detonante, y cristalizar las gotas obtenidas de la fundición en forma de bolas. El proceso es considerado como el paso fundacional de la moderna industria en la technología del crecimiento de cristales sintéticos.