Archivo de la etiqueta: història

Joies i esport

Avui us voldria parlar d’una gran atleta americana, Flrence Griffith.

florence-1

Florence Griffith-Joyner (nascuda com Florence Delorez Griffith a Los Àngeles, Califòrnia, el 21 de desembre de 1959 i morta a Misión Viejo, Califòrnia, el 21 de setembre de 1998) va ser una atleta nord-americana especialista en proves de velocitat. Coneguda al món de l’esport com Flo-Jo, guanyà tres medalles d’or i una de plata als Jocs Olímpics de Seül 1988 i va batre els rècords del món de 100 m i 200 m. Va ser reconeguda el 1988 atleta femenina de l’any per la IAAF, la primera del palmarès.

A Florence Griffith se la recorda sobre tot per  la seva imatge, amb una roba i maquillatge espectaculars, on destacaven per sobre de tot les seves llarguíssimes i acolorides ungles,  així com les seves joies.

És per nosaltres un exemple de que sempre hi ha la ocasió de lluir  joies i sempre hi ha una joia per a cada ocasió.

florence-4

El oro de los faraones

El 17 de feberero de 1923 se extraía la última piedra que impedía el acceso a la tumba de Tutankamón, cumpliendose así el sueño de Howard Carter y Lord Carnavon. Ante sus ojos se mostraba finalmente el único tesoro que se había conservado intacto en el Valle de los Reyes. Tal tesoro perteneció a un jovencísimo faraón enterrado en el año 1343 a. de J.C. que, después de todo, no había hecho gran cosa que merecerse la fama que acompaña su nombre. En efecto, tal fama no se debía tanto a sus hazañas como a la tumba misma, que el valor de su contenido superaba los límites de lo imaginable.

A causa del enorme tesoro que custodiaba, la tumba de Tutankamón poseía un halo legendario y pesaba sobre ella la misteriosa “maldición de los faraones”. En efecto, se habían producido inquietantes accidentes en cadena en torno a este extraordinario descubrimiento arqueológico, pero la maldición fue sobre todo un rumor extendido astutamente por ladrones y mercaderes para mentener alejados a curiosos e investigadores desinteresados como Carter y Lord Carnavon.
Aquel día de 1923 el misterio iba a desvelarse y ambos arqueólogos estaban a punto de comtemplar por fin el ajuar funerario de un faraón egipcio, una increíble profusión de oro, joyas, maderas y metales preciosos. La tumba del faraón era realmente la “Casa de la Vida”, pues el resplandor y la incorruptibilidad del oro volvían eternos, relucientes e incorruptibles los objetos, adornos y, sobre todo, el cuerpo mismo del faraón allí custodiado. La momia de Tutankamón estaba protegida por tres sarcófagos y el último de ellos, el más cercano al cuerpo, era de oro puro, siendo también de oro la máscara que conserva para siempre el refinado y agraciado rostro del joven rey.

Hablando de la crisis.!

Es un halo de viento fresco, y en la época que estamos viviendo,solo puedo calificarlo de ESPECTACULAR,MAGNIFICO,GENIAL,MARAVILLOSO,BRUTAL,EXCEPCIONAL,INCONMENSURABLE,

BRAVISSIMO,INTERESANTE,BUENO,ESPLENDIDO, etc,etc,etc,